Klopp
Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool. EFE

Jürgen Klopp es uno de esos entrenadores que dominan la escena. Elocuente y carismático, el entrenador alemán del Liverpool se prodigó este viernes en elogios al Real Madrid, su rival en la final de la Champions League que se disputa en Kiev.

“El Madrid funciona como un reloj suizo”, dijo el técnico en su conferencia de prensa. Minutos después, sentado a la misma mesa, Sergio Ramos se ocupó de sacudir ese posible contragafe: "Halagar al rival es una estrategia”, decodificó el capitán blanco, que devolvió el piropo: "El Liverpool tiene un gran entrenador que les ha enseñado a saber sufrir y dejarse la vida en cada partido".

"Los jugadores del Liverpool nos sentimos privilegiados por que Jürgen sea nuestro entrenador”, ha dicho Jordan Henderson.; “lo que ha hecho desde su llegada ha sido increíble. Es muy intenso, estamos acostumbrados a su forma de trabajar y encantados".

Esa es una de las claves de Klopp, un técnico con personalidad que desde su llegada a Anfield ha logrado convertir a los incrédulos en creyentes. Esa fue su declaración de intenciones nada más firmar su contrato, en octubre de 2015. Cogió al equipo en décima posición y lo revitalizó de inmediato. Ese mismo año disputó la final de la Europa League, aunque la perdió ante el Sevilla.

Asignatura pendiente

Las finales europeas son, precisamente, la asignatura pendiente de Klopp. Tres años antes de la mencionada contra el Sevilla, Klopp condujo al Borussia Dortmund a la final de la Champions League. Toda una sorpresa ya que nadie contaba con que el equipo alemán eliminara en semifinales al Real Madrid, con un rotundo 4-1 en el partido de ida.

Entonces, el Bayern de Múnich privó a Klopp de su primer título continental. Él cree que esta final de Kiev puede ser la suya: "Nuestro punto fuerte es el espíritu que hemos creado esta temporada. Hace nueve meses éramos un buen equipo, pero desde entonces nos hemos preparado para lo grande. Algunos soñábamos con llegar a la final y lo hemos logrado con el trabajo que ha generado un espíritu especial".