Gran susto para Mesut Özil. El jugador del Arsenal sufrió este jueves un intento de robo en pleno Londres, cuando salía de cenar de un restaurante turco junto a su compañero de equipo Kolasinac.

Dos hombres, que se desplazaban en moto, se acercaron al jugador con cuchillos para robarle el coche. El alemán se metió en su coche, aterrorizado por la escena.

El héroe fue Sead Kolasinac, lateral bosnio compañero de Özil en el club londinense, que no dudó en bajarse del coche y encararse con los ladrones pese a no llevar ningún tipo de arma. Manos contra cuchillos.

En las breves imágenes recogidas por la cámara de seguridad, se ve al bosnio peleando contra los asaltantes, que se fueron con las manos vacías.