Messi
Leo Messi con una gasa en la boca. EFE

Leo Messi tuvo que ser atendido en el minuto 19 de partido entre el Real Madrid y el Barcelona tras una codazo de Marcelo que le hizo sangrar por la boca.

El jugador argentino fue a presionar al madridista, que iba a sacar el balón jugado, y al llegar a su altura Marcelo se protegió con el codo y le golpeó en la cara.

Messi acabó tendido en el suelo sangrando y tuvo que ser atendido por los médicos del FC Barcelona, pero pudo volver al partido sin problemas y continuar jugando.