Messi
El argentino Leo Messi recibió de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el trofeo que le acredita como máximo goleador de la historia de la competición. EFE

El delantero del FC Barcelona Leo Messi dijo este domingo a Barça TV, tras el partido ante el Atlético de Madrid, que "nunca quise echar a nuestro entrenador. Me pintan como que manejo el club y yo soy un jugador más del vestuario".

El argentino ha desmentido su mala relación con Luis Enrique, que hubiera pedido al presidente Josep Bartomeu la destitución del entrenador, así como que haya pensado marcharse del Barcelona próximamente.

Yo soy un jugador más del vestuarioTodo ello lo afirmó tras la victoria de su equipo ante el Atlético de Madrid (3-1). "Escuché decir de todo. Ya se dijo muchas veces que había tenido mala relación con Pep (Guardiola), Bojan e Ibra... Y que pedí que echaran a nuestro entrenador, a Juanjo (Brau)... Me duele mucho porque nunca lo hice", ha dicho.

Cree Messi que quien publica este tipo de informaciones es "gente que quiere hacer daño al club" y se muestra "cansado" por este tipo de noticias.

"Escuché muchas cosas sobre mí. Me pintan como que manejo el club, cuando yo soy un jugador más del vestuario. Ni tomo ni pido que se tomen decisiones", ha dicho.

No se va

Messi ha aprovechado para hablar sobre su futuro. "No tengo intención de irme a ningún lado. También se habló de que mi papá habló con el Chelsea, el City... Todo es mentira", ha insistido.

"Mi papá nunca ha hablado con el Chelsea", añadió, saliendo al paso de los rumores sobre su posible marcha.

Al argentino no le gusta que se cree una rivalidad inexistente con Luis Enrique "No la hay, que no nos tiren mierda desde fuera, porque nos va a perjudicar. Quedan seis meses para acabar la temporada", ha indicado.

Sobre la gala del Balón de Oro de este lunes, Messi afirmó que "no se quién será el ganador del 'Balón de Oro' pero seguro que será merecido".