Gol
Paco Alcácer celebra con Messi uno de sus goles ante el Sevilla. EFE

Lionel Messi impuso una cláusula al Barcelona en la renovación de su contrato en la que se especifica que sería jugador libre en caso de que el equipo no jugara en las grandes ligas, según informó El Mundo. Messi, que renovó por última vez en noviembre, se blinda así en caso de que Cataluña se independice y el Barça no juegue ni en España, Alemania, Francia o Inglaterra y el club blaugrana tenga que competir en una liga menor.

El Mundo explica que si el Barcelona no juega en una de estas cuatro grandes ligas, el jugador no tendrá que abonar su cláusula de rescisión que asciende a 700 millones de euros y, será libre para negociar con otro equipo.

El Barça aceptó la condición de Messi a sabiendas de la inestabilidad política en Cataluña, pero interpretó la cláusula del contrato como un gesto de compromiso del delantero, según informa el periódico en su edición impresa.