Juan Miguel Mercado celebra su victoria en la meta de Pau del Tour 2006
Juan Miguel Mercado celebra su victoria en la meta de Pau del Tour 2006 (REUTERS) REUTERS

«Esperando» y «mirando cosillas». Así, sin equipo, se encuentra el ciclista Juan Miguel Mercado (Armilla, 8 de julio de 1978), quien espera una llamada de Antonio Vaquerizas, su representante, para conocer su nuevo equipo.

«Si en enero no tengo nada, lo dejo», avisa el ganador de etapa en el Tour, la Vuelta o el Dauphiné Libéré, un ciclista sin tanto cartel como los grandes vueltómanos (Contador, Sastre,...), pero que suele conseguir buenos resultados. Un hombre rentable para cualquier equipo que se encuentra con un mercado difícil, donde cada vez hay menos patrocinadores y equipos. Mercado contra el mercado.

Sin confianza en Francia

El andaluz defendió los colores del Agritubel francés en las dos últimas temporadas, en las que logró para el modesto equipo galo una victoria en el Tour 2006, en la décima etapa de la ronda gala con meta en Pau. El Agritubel era un equipo invitado por la organización.

Este año, sin embargo, una operación de menisco tras una caída en Mallorca, que le dejó tres meses parado, le impidió llegar en forma al Tour de Francia. «Deberían haber tenido un poco de confianza, sobre todo después de ganar en 2006», se lamenta Mercado, ilusionado con seguir «dos o tres años más».

El corredor de Armilla también sonó para el proyecto del Andalucía-CajaSur. «Hubo interés,pero su postura no me ha parecido bien», explica Mercado. «No es una cuestión económica, es dejar a un andaluz como yo, con mi palmarés, en la calle».

A sus 29 años, el granadino llegó al campo profesional en 1998, con apenas 20 años, de la mano de Javier Mínguez, que le fichó para el Vitalicio Seguros. Uno de los neos más jóvenes del pelotón.

Buen palmarés

Pronto se destacó como un buen escalador. Su palmarés siempre ha crecido temporada tras temporada, salvo en este 2007. El granadino venció en los Lagos de Covadonga (meta en la Vuelta 2001), dos etapas del Tour de Francia (2004 y 2006) o en la general de pruebas como la Vuelta a Burgos (2001) y la desaparecida Semana Catalana (2002).

Del mismo modo venció una etapa, la reina, en el Dauphiné Libéré de 2003 y la general final y una etapa en la Vuelta a Austria de 2005, ésta última con los colores del Quick Step en el que corrió durante dos temporadas.