Andoni Goikoetxea, entrenador del Hércules de Alicante, apostó por olvidar la actuación arbitral de Pedro Jesús Pérez Montero ante el Sporting de Gijón. «Estas cosas al final cansan. Ya hemos dicho lo que pensábamos y ya está», señaló el técnico.

Los tres goles anulados al equipo herculano,algo pocas veces vivido en la grada del Rico Pérez, generaron un gran malestar en la afición. Goikoetxea, sin embargo, no quiso olvidarse de los «despistes» y «la falta de atención» de su defensa, lo que acabó propiciando la derrota local.

Para el partido de tercera ronda de Copa frente al Alavés de mañana (21.30 horas), el vasco destacó que la entidad vitoriana, en lo económico, «es un club bastante más poderoso que nosotros».

Rotaciones celestes

El Alicante, por su parte, visita también mañana (21.00 horas) a un Talavera que preocupa a José Carlos Granero, técnico alicantino. «Será un partido bronco», auguró el valenciano.

Las bajas por lesión de Urbano, Tito y Capi obligarán a realizar rotaciones en el once titular de una plantilla que sólo cuenta con diecisiete futbolistas en disposición de jugar. José Manuel, Héctor Bosque, Antonio Cañadas o Borja Pérez-Peña serán titulares frente al conjunto toledano.

Dos partidos en cuatro días

Hércules y Alavés jugarán mañana el primero de los dos partidos que disputarán en apenas cuatro días, ya que el sábado (18.00 horas) volverán a enfrentarse, esta vez con motivo de la octava jornada de Segunda División. Además, Josu Uribe, destituido por el Hércules en mayo de este año, regresará al que fue su estadio.