Denis Menchov
Denis Menchov celebra su victoria en Arcalís. (Reuters)

El ruso Denis Menchov (Rabobank) fue el primero en conquistar el duro puerto de Arcalís en la 10ª etapa (ver perfil) de la Vuelta a España, con lo que su liderato sale reforzado de una dura jornada de montaña en los picos de Andorra, donde no hubo cambios entre los primeros.

En el grupo de ocho donde Menchov ganó al sprint llegaron varios de los favoritos por el título final: Cadel Evans (Predictor-Lotto), Samuel Sánchez (Euskaltel), Manuel Beltrán (Liquigas) y Carlos Sastre (CSC), el primer español en la general en el cuarto puesto. También llegaron Efinkin y Leonardo Piepoli. El gallego Ezequiel Mosquera, veterano pero revelación, se dejó 33 segundos.

Polémica tras las rampas

Sastre, que se dejó el alma en la subida a Arcalís, llegó "calentito" a meta y cargó contra Piepoli, quien ayudó a Menchov en la subida, tal vez para pagarle algún favor por la etapa que le dejó ganar el líder en Cerler.

Es penoso lo que ha hecho Piepoli


"Ha sido una vergüenza y es penoso lo que ha hecho Piepoli, algo que deja mucho que desear".

Menchov: "No he atacado porque el viento era muy fuerte"

"Los ataques en la subida han sido muy fuertes pero el viento de cara los frenaba porque era muy fuerte. Así era muy difícil y había que arriesgar mucho para sacar solo unos segundos".

El ruso también respondió a las insinuaciones de Sastre: "No he hablado nada con Leo -Piepoli-, ha sido una situación de carrera porque él pone un ritmo muy fuerte, pero hoy era muy difícil porque hacía aire de cara", dijo.

Sastre luchó en Arcalís

El CSC tiró antes de las primeras cuestas y atrapó a los fugados que iban por delante. Puso a tirar a Íñigo Cuesta y se produjo la primera selección, con los gallos en escena. Con Piepoli marcando el ritmo a Menchov atacó "Triki" Beltrán.

El jiennense estaba animado, pero un salto de Piepoli le calmó el ímpetu. Sastre había disimulado un desfallecimiento para comprobar el detalle del italiano del Saunier al líder, y no tuvo duda de la maniobra.

Espoleado y herido en su amor propio, Sastre atacó hasta en tres ocasiones. No hubo manera de descolgar a nadie. La última a falta de 2 kilómetros, sin resultado.

Sastre llegó a atacar hasta tres veces a Menchov


Entonces apareció desde atrás Igor Antón (Euskaltel), el ganador hace un año en Calar Alto, por sorpresa, como por arte de magia, con un ataque a 1.000 metros de meta que obligó a esforzarse al líder y acompañantes.

Reducido el joven escalador de Galdakao, se preparó el esprint entre los ocho principales de la Vuelta, los que llevan la voz cantante. Menchov se miró al espejo, comprobó que no era cuestión de salir en la foto pecho al aire y dijo "allá voy".

Mañana será día de descanso en la Vuelta para volver el miércoles con la 11ª etapa entre Oropesa del Mar y Algemesí. Perfil medio con un puerto de tercera y otro de segunda (ver perfil). Hasta dentro de seis días no habrá muchas dificultades montañosas.

Será el día 16 en la sierra granadina donde Menchov tendrá que emplearse para defender su maillot oro.


Descubre una forma diferente de seguir las competiciones deportivas: Multimarcador deportivo de 20minutos