Menchov, de oro, y Pereiro dice adiós
Denis Menchov, ayer, en Cerler vestido de oro.(Bruque / EFE)

Al más puro estilo Miguel Induráin –y siempre salvando las distancias– el ciclista ruso Denin Menchov se colocó ayer como nuevo líder de la Vuelta a España, después de cederle la victoria final en la primera etapa pirenaica al italiano Leonardo Piepoli, que a su llegada a la meta de Cerler dedicó el triunfo a Yanis, su futuro hijo.

Menchov y Piepoli se aliaron a falta de cinco kilómetros para la llegada y fueron dejando rivales atrás. Compartieron esfuerzo y trabajo y al final cada uno se llevó lo que buscaba: el ruso, enfundarse el jersey oro, y el italiano, ganar la etapa. Menchov tendrá una nueva oportunidad para afianzar su liderato al frente de la general en la etapa reina de hoy, segunda de los Pirineos y la más larga de la presente edición con 214 km.

Por su parte, el gallego Óscar Pereiro, del Caisse D’Epargne, abandonó ayer la Vuelta en el km 99 aquejado de una gastroenteritis que le ha afectado los tres últimos días.