Después de iniciar la jornada vespertina de este lunes con Marina García y Jessica Vall accediendo a la final femenina de 200 braza, la delegación española rebajó su alegría cuando Costa y González dejaron escapar otras dos opciones de medalla.

En un campeonato sin Mireia Belmonte, la cosecha de metales escasea para España. Así, Costa fue última en 200 libres tras hacer un crono de 1:58.84 en una final donde la francesa Charlotte Bonnet logró el oro (1:54.95), mientras que la neerlandesa Femke Heemskerk se llevó la plata (1:56.72) y la rusa Anastasia Guzhenkova obtuvo el bronce (1:56.77).

Por otra parte, el joven Hugo González disputó en 200 estilos su primera final de un Europeo en categoría absoluta y su desempeño fue más que destacado, a tenor de su cuarto puesto y a tan solo 81 centésimas de la medalla de bronce.

El nadador mallorquín firmó un tiempo de 1:58.77 por detrás del suizo Jeremy Desplanches, que se adjudicó el oro con 1:57.04; el alemán Philip Heintz ganó la plata al hacer 1:57.83 y el británico Max Litchfield se colgó el bronce después de firmar un crono de 1:57.96.