Megan Rapinoe
Megan Rapinoe, capitana de la selección de Estados Unidos de fútbol, tras la final del Mundial de Francia. EFE

La beligerancia con la que Megan Rapinoe, capitana de la selección de Estados Unidos, trata al presidente Donald Trump le ha granjeado una popularidad tremenda en el país americano. Tanto es así que muchos la ven como una candidata perfecta para ser la próxima inquilina de la Casa Blanca.

Así lo señala la encuesta realizada por Public Policy Polling, una empresa especializada en sondeos con gran vinculación hacia el partido demócrata. La firma de Carolina del Norte realizó un test de ocho preguntas a casi un millar de estadounidenses, en el que les preguntaba directamente por un hipotético duelo entre Rapinoe y Trump en las elecciones de 2020. El actual dueño del Despacho Oval perdería con la futbolista, según esta encuesta.

Aunque Rapinoe no tiene ninguna intención de dar el salto a la política, ganaría el duelo por un escaso margen. La pregunta es directa: "si los candidatos a la presidencia el año que viene fuesen la demócrata Megan Rapinoe y el republicano Donald Trump, ¿a quién votaría?". Los resultados dan un 42% para Rapinoe, un 41% a Trump y un 17% de indecisos.

En la misma encuesta, Trump sale mal parado en relación a la satisfacción de los estadounidenses. Un 52% le suspenden de manera absoluta mientras un 42% le aprueba, lo que da buena muestra de la división existente entre las dos vertientes en el país americano.