Ruth Beitia
La atleta española Ruth Beitia, en un salto durante el Meeting de Madrid 2013. EFE

Kevin López en 800, Natalia Rodríguez en 1.500 y Ruth Beitia en altura consiguieron sendos terceros puestos en el Meeting de Madrid, que reanimó el espíritu olímpico de la capital española a menos de dos meses de la elección de sede de los Juegos del 2020, a los que aspira junto con Tokio y Estambul.

La reunión tuvo como figura estelar al velocista jamaicano Nesta Carter, que ganó los 100 metros en 9.87, la mejor marca jamás registrada en la historia del mitin madrileño, con viento favorable, aunque legal, de 1,8 metros por segundo.

Los organizadores trasladaron la carrera de 100 a la recta contraria para aprovechar el viento favorable y la decisión deparó grandes marcas. Ángel David Rodríguez, quinto con 10.15, se quedó a una sola centésima de su récord de España.

El sevillano Kevin López quedó más lejos, a un segundo, de su récord de España de 800 metros al clasificarse tercero con una marca de 1:44.77, por detrás del estadounidense Brandon Johnson y del polaco Marcin Lewandowski.

Kevin López se quedó a un segundo de su récord de España

La carrera, montada con el objetivo de bajar de 1:44, fue lanzada, en labores de liebre, por el keniano Sammy Kirongo, que pasó los 400 en 50.24 con Kevin López dos metros por detrás.

Cuando se retiró Kirongo, una vez cubiertos 600 metros, Brandon Johnson, que había corrido este año en 1:43.97, adelantó al español, que terminó cediendo también ante el polaco Marcin Lewandowski, campeón de Europa en Barcelona 2010.

Johnson obtuvo la victoria con récord personal (1:43.84), seguido de Lewandowski (1:44.32) y de Kevin López, que logró su mejor registro del año con 1:44.77.

Más atrás quedaron Alejandro Rodríguez, sexto con 1:45.97 -marca personal-; Arturo Casado, octavo con 1:47.38, y Luis Alberto Marco, noveno y último con 1:47.58.

Para Kevin López, que ya tiene mínima A para los Mundiales de Moscú, el reto consistía en batir su propio récord de España de 800 (1:43.74), en su cuarto año consecutivo en Moratalaz.

"Me ha pesado al final ir todo el rato detrás de la liebre. Se ha pasado el 400 un poco rápido y no he podido en el último 200, me he empezado a bloquear. El viernes correré en Mónaco más atrás, sin tanta responsabilidad. En el Mundial, la ausencia de David Rudisha —lesionado— puede abrir la puerta a alguna sorpresa", anticipó.

Natalia, en busca de la mínima

Una experiencia parecida vivió en la carrera de 1.500 Natalia Rodríguez, con la diferencia de que la tarraconense carece todavía de mínima para el Mundial.

Rodríguez persiguió a la liebre y al penetrar en el último giro se vio al frente del grupo, pero a 200 del final perdió terreno y, aunque reaccionó con pundonor en la recta, sólo pudo ser tercera con 4:11.14, a dos centímetros de la mínima B.

"He tenido sensaciones raras", comentó a Rodríguez. "Venía con ganas, a hacer la mínima A, pero me he encontrado muy pesada, no sé si por el calor. Ahora intentaré meterme en algún mitin antes del campeonato de España. Sé que puedo hacer la mínima A (4:05.50)".

Estados Unidos hizo doblete con Gabriele Anderson (4:08.54) y Morgan Uceny (4:10.63), mientras que Isabel Macías, subcampeona de Europa en pista cubierta, llegó séptima con 4:11.46.

Desempate en altura

El concurso de altura femenino necesitó un desempate para decidir la victoria. La croata Blanka Vlasic, dos veces campeona mundial, y la estadounidense Brigetta Barrett, bronce olímpico en Londres, igualaron en la marca de 1,98 con los mismos nulos, una vez que Ruth Beitia, campeona de Europa, había fracasado en esa misma altura y tenía que conformarse con el tercer puesto.

Tras fallar tres veces en 2,01, Barret y Vlasic atacaron sin éxito otra vez el listón en esa altura, y en 1,99 la croata no lo intentó, cediendo la victoria a su rival.

Frank Casañas obtuvo la única victoria española en el programa internacional del mitin, al imponerse en disco con un tiro de 63 metros justos. Mario Pestano, líder español del año con 65,79, terminó cuarto con 61,63.

El campeón mundial de lanzamiento de peso, David Storl, quedó segundo

El círculo de peso arrojó la pequeña sorpresa de ver al campeón mundial —y subcampeón olímpico—, el alemán David Storl, derrotado por el búlgaro Georgi Ivanov, que lanzó la bola a 20,57 metros. El germano se quedó en 20,20.

El malagueño Borja Vivas, en el mejor momento de su vida —esta año ha lanzado más que nunca, 20,69 metros— se lastimó una mano durante el calentamiento y sólo pudo hacer el primer tiro, de 19,44, que le dejó en el sexto puesto.

En jabalina, la jerezana Mercedes Chilla no logró su objetivo de hacer la mínima B para los Mundiales de Moscú. Necesitaba 60 metros y se quedó en 57,89, quinta en un concurso ganado por la medallista olímpica de bronce, la alemana Linda Stahl, con 60,61. La otra española, Nora Bicet, terminó séptima y penúltima con 55,87.

Tampoco logró su objetivo Patricia Sarrapio en triple. La madrileña, compitiendo en su barrio, se clasificó cuarta con 13,83, lejos de la mínima B (14,20). Venció la rusa Irina Gumenyuk con 14,32, escoltada en el podio por las portuguesas Susana Costa (14,16) y Patricia Mamona (14,07).