Jordi Medina
Jordi Medina, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su postura ante las elecciones. (Efe) Toni Garriga

Jordi Medina, que hoy presentó la precandidatura con la que concurrirá a las elecciones del Barcelona, pidió un debate para medirse ante Laporta.

Medina, quien fue precandidato como Laporta en las elecciones de 2003, defendió en todo momento la apuesta por el debate "limpio" de su equipo de trabajo y consideró que Laporta debería aceptar "sin miedo" su propuesta, porque "nadie le sacará los trapos sucios".

Para Medina la lista de los que considera principales errores de Lapota son la polémica por las entradas de la final de la Liga de Campeones, la dimisión simultánea de diversos directivos encabezados por Rosell o la marcha de la junta de Alejandro Echevarría tras ser vinculado a la Fundación Francisco Franco.

Lo que necesita y lo que propone

Medina, que hoy solicitará al club 5.000 papeletas para recoger firmas de apoyo a su precandidatura, expuso un programa en el que destaca el proyecto de ampliación del Camp Nou y la marcha atrás al aumento de cuotas de socios que impuso la anterior junta en el caso de llegar a un acuerdo para el patrocinio de la camiseta del equipo.

En el área social, Medina reclama una reforma de la asamblea de compromisarios y la creación de una agencia de viajes propia del club sin ánimo de lucro.

Jordi Medina repitió una y otra vez su voluntad de apostar por una campaña modélica, lejos "de las descalificaciones que se vieron en la del Real Madrid y sin que, como sucedió allí, aparezcan nombres de fichajes".

La precandidatura de Medina tendrá ubicada su sede en el hotel Rallye, cercano a las instalaciones del Camp Nou, y tiene previstos además diversos actos electorales como la visita a doce poblaciones de Cataluña para reunirse con peñas.