España dice adiós a las medallas al perder con Suecia por 26-27
Aguinagalde, en un lanzamiento frente a Suecia.(Jens Wolf/Efe)
La selección española de balonmano dijo adiós ayer a todas sus opciones de medalla en el Europeo que se está disputando en Noruega, después de caer en el último segundo ante Suecia, un equipo que pese a estar lejos de su mejor nivel –cuatro títulos europeos, dos mundiales y dos platas olímpicas entre 1990 y 2002– nunca se le ha dado bien a una España que tendrá que acudir al Preolímpico si quiere estar en los Juegos de Pekín, que comienzan en agosto.

Los hombres entrenados por Juan Carlos Pastor volvieron a cometer los mismos graves errores ofensivos que en los anteriores encuentros. Aun así, España llegó al descanso por delante en el marcador (14-13) y alcanzó su máxima renta al regresar a la pista (17-14).
Pero cuando todo parecía más sencillo para el equipo español, la precipitación y las pérdidas de balón sepultaron a España. En el último ataque, con 26-26, Mariano Ortega falló el lanzamiento de la victoria y los suecos aprovecharon el contragolpe.

Hoy, la selección intentará lavar su imagen ante Islandia (15.20 h, Canal + y Cuatro TDT).

«La forma más cruel de perder»

Juan Carlos Pastor, seleccionador español de balonmano, señaló que la derrota de la roja frente a Suecia supone «la forma más cruel de perder». Para Pastor, pesó «la irregularidad y no ganar el primer partido ante Hungría para no tener que ir tan apretados»; el técnico lamentó el error final de Mariano Ortega: «Era un jugada que teníamos ensayada».