Mireia Belmonte
Mireia Belmonte, con la medalla de oro de los 200 mariposa obtenida en los Juegos Olímpicos de Río 2016. EFE

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río 2016 atribuyó al "manoseo" y a la capa de barniz la oxidación detectada en más de un centenar de medallas conquistadas por deportistas olímpicos y paralímpicos.

"La oxidación es por manoseo" y por el "poco cuidado con las medallas" de algunos deportistas, dijo este miércoles a Efe el director de comunicación de Río2016, Marío Andrada.

Las medallas "o caen en el suelo o chocan, y con ello se rompe el barniz y aparece la oxidación", agregó Andrada, quien apuntó que los problemas de oxidación afectan "apenas a 137 medallas de las más de 2.200 que se entregaron" y negó "cualquier fallo" en la cadena de producción.

Las preseas de Río2016, destacó, son "más sofisticadas" que las entregadas en anteriores citas olímpicas.

"Las medallas son para mostrar, no para que se caigan"

"En todos los Juegos Olímpicos hay una estructura (para devolver posibles medallas con defectos) que nunca se sabe, no se conoce. No es algo nuevo, utilizamos tecnología más moderna en los barnices", dijo, en alusión a las críticas recibidas por la oxidación de los galardones.

Andrada señaló que "las medallas son para mostrar, no para que caigan al suelo. La resistencia no forma parte de las características de las medallas".

De las 137 medallas que presentaron defectos, "la mayoría son de deportistas estadounidenses, porque son los que ganan más. Unas 78 medallas con defecto están en manos de estadounidenses", mientras que en Brasil, país anfitrión, "se han detectado dos casos", explicó.

La tienen que mandar a su Comité Olímpico, que nos las hace llegar, y se las enviamos, ya reparadas, sin cobro ningunoEl responsable de la comunicación de Río 2016 destacó que "no hay cobro ninguno" para aquellos atletas que quieran una reparación en su medalla.

"La tienen que mandar a su Comité Olímpico, que nos las hace llegar, y se las enviamos, ya reparadas, sin cobro ninguno" en un plazo de 3 o 4 semanas, informó.

Las medallas entregadas durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro fueron fabricadas en la Casa de la Moneda de Brasil, en Río de Janeiro.

La Casa de la Moneda informó de que los problemas detectados en las preseas olímpicas "son oriundos de la oxidación causada por el rompimiento ocasionado por impactos en la camada del barniz protector".

"En este sentido, la Casa de la Moneda de Brasil aguarda del Comité Olímpico Internacional (COI), con el que ya viene manteniendo contactos, el envío de las medallas para su inmediata restauración", agregó.

Las medallas más afectadas por el desgaste son las de plata, que tenían una pureza del 92% y que fueron producidas a partir de espejos excedentarios, residuos de solda y rayos-X.

Las medallas de plata y bronce fabricadas para Río 2016 tenían un 30% de materiales reciclados.