Mechaal, campeón de Europa en 3.000 metros.
Adel Mechaal entrando en meta como campeón de Europa de los 3.000. EFE

Adel Mechaal, nuevo campeón de Europa de 3.000 metros, se declaró "muy contento después de unos meses muy difíciles desde antes de los Juegos, y "he querido reivindicar -subraya- que soy un atleta limpio".

"Decidí mudarme a Madrid por dos motivos. Uno, porque quería entrenar en la Blume a pesar de que todavía no vivo allí porque la Agencia Española Antidopaje se opone. Y dos, también fui a la capital porqué quería demostrarles que habían cometido un error, ya que yo mandé los correos pertinentes diciendo dónde estaba".

Tres controles de dopaje fallidos le acarrearon una suspensión

Mechaal se refería así a los supuestos tres controles de dopaje fallidos que le acarrearon una suspensión por parte de la Agencia Española Antidopaje (AEPSAD), levantada cautelarmente por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

"Ellos fueron al sitio equivocado. Quería demostrarles que yendo a Madrid podrían tenerme allí y controlarme todos los días en la residencia Blume o donde entreno todas las mañanas, en el INEF. Al final, si yo corría menos que antes, quedaría retratado. Y si corría más, significa que iba limpio y había habido una confusión por su parte, que no quieren admitir", arguyó.

"Sinceramente, quiero reivindicar que soy un atleta limpio y que simplemente han cometido un error que no quieren asumir y me han puesto en la situación de que se dude de mí y me duele muchísimo que sea así".

"He venido a Madrid también para demostrar, ya que me habían ofrecido la beca, que me siento orgulloso de representar a España que en este mundo en que vivimos de muros y verjas España ha acogido a nuestra familia, nos ha dado la oportunidad de una vida mejor y me ha dado la oportunidad de mostrar mi talento y aquí estoy".