Pat McQuaid
Pat McQuaid, durante un acto público (EFE). EFE

El presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Pat McQuaid, ha hecho unas declaraciones muy duras contra el ciclismo español, tras conocerse el nuevo positivo de Moisés Dueñas en el Tour de Francia y que supone el segundo de un español en la ronda gala

"Este nuevo caso muestra que en España aprenden lentamente que la lucha contra el dopaje es implacable. La mayoría de los implicados en la ´operación Puerto´ son españoles. Luego hemos visto los casos de Iban Mayo (positivo por EPO en el pasado Tour), de Manuel Beltrán (positivo en la primera etapa de este año) y ahora de Dueñas (positivo en la cuarta etapa). Es evidente que hay un problema en España", dijo McQuaid.

No se puede decir que las instancias deportivas españolas sean muy eficaces

 

El presidente de la UCI se mostró realmente crítico con la política antidopaje que se lleva a cabo en España, que consideró "la última frontera" de esta batalla. "No se puede decir que las instancias deportivas españolas sean muy eficaces. Ni la política antidopaje tampoco, hace dos años se aprobó la nueva ley y no he visto que ningún deportista haya sido llevado ante la justicia", dijo.

Pero McQuaid señaló que no es "sólo un problema de leyes", puesto que en España "hay demasiada gente en el entorno de los ciclistas aficionados que no son claros".

Además, aprovechó para recordar que la UCI se ha enfrentado en varias ocasiones con la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC) porque han considerado que "las instancias españolas no han sido suficientemente duras". "Les hemos llevado varias veces ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) y unas veces hemos ganado y otras hemos perdido", comentó.

Enfado por el segundo positivo

Por último, McQuaid aseguró estar "muy enfadado" por este segundo positivo. "Hay que esperar al contra análisis, pero en la mayoría de los casos se confirma lo del primer análisis. Me cabrea ver que hay gente que no ha comprendido que el dopaje forma parte del pasado, que no se han dado cuenta de que la lucha contra el dopaje va a ser implacable", afirmó.