Coquilla de Carlos Sainz
La coquilla que regalaron los mecánicos de McLaren a Carlos Sainz tras el GP de Gran Bretaña. Twitter.com @danbon1973

Una de las grandes actuaciones de la emocionante carrera del GP de Gran Bretaña fue la defensa final que hizo Carlos Sainz sobre Daniel Ricciardo para mantener el sexto puesto. El piloto español llegó a la recta final de la prueba con los neumáticos seriamente dañados pero el australiano, pese a sus intentos, no pudo arrebatarle la posición.

Usando un tradicional dicho, se puede decir que Sainz le echó un par de bemoles. Esos 'bemoles' que, horas antes de la carrera, el propio Ricciardo había golpeado mientras Sainz estaba en directo en Movistar+. La broma del piloto de Renault al español, que ambos compartieron (incluso la propia F1 desde sus redes sociales también) sirvió como excusa para darle un curioso regalo.

Los mecánicos de McLaren felicitaron a Sainz por su gran resultado con una recepción en la sede de Woking, donde le entregaron una coquilla, un protector para la zona genital que se suele usar en deportes de contacto como el boxeo o las artes marciales.

"Big cojones" y una foto tachada de Ricciardo aparece en dicho protector, que Sainz no dudó en probarse inmediatamente.

El mismo ingeniero que compartió la foto en twitter, el español Daniel Bonilla que trabaja con la fibra de carbono en McLaren (material del que hicieron el curioso regalo) también compartió otro detalle de la coquilla: la firma de todos los mecánicos y el nombre de esta nueva 'pieza aerodinámica': "actualización para Alemania 34A-Pelotas-55"