Kylian Mbappé.
Kylian Mbappé. EFE

Kylian Mbappé pudo vestir la camiseta del Chelsea en 2012, incluso antes de que se le relacionase con el Real Madrid. El futbolista del PSG viajó a Londres para realizar una prueba con el equipo inglés, pero después de no pasar el primer examen, su madre se negó a realizar un segundo.

Así lo ha revelado Daniel Boga, ojeador del Chelsea en esa época: "Realizó una prueba y no nos acabó de convencer porque no aportaba mucho sacrificio defensivo. Le pedimos a su madre hacer una segunda prueba, pero no quiso. Cuando cogía la pelota era increíble, pero sin pelota no trabajó mucho", reveló Boga.

La madre de Mbappé fue clara con el conjunto blue: "Mi hijo no volverá, o le fichan ahora o dentro de cinco años tendrán que poner sobre la mesa 50 millones de euros para contratarlo". El tiempo ha dejado claro que el jugador que se presupone dominará el fútbol mundial en la próxima década, vale mucho más del precio que vaticinó su madre.