Mathias Mayer
Mathias Mayer, en su participación en el supergigante. EFE

El austriaco Matthias Mayer, que en los Juegos de Sochi (Rusia), hace cuatro años, había ganado el oro en el descenso, se convirtió este viernes en nuevo campeón olímpico de supergigante, al ganar la prueba de los Juegos de PyeongChang, disputada en la estación de Jeongseon.

Mayer, nacido hace 27 años en Sankt Veit an der Glan (Carintia), bajó la pista olímpica en un minuto, 24 segundos y 44 centésimas, trece menos que el suizo Beat Feuz y con 18 de ventaja sobre el noruego Kjetil Jansrud, campeón olímpico de la disciplina hace cuatro años en Sochi y que se colgó al pecho la medalla de bronce.

Tanto Jansrud, como Feuz, repitieron medalla en tan sólo 24 horas. En el descenso del jueves, que ganó el noruego Aksel Lund Svindal (quinto este viernes), su compatriota ganó la plata; y el suizo, el bronce.

Mayer se convirtió en el primer austriaco que gana oro en supergigante desde que lo lograse hace veinte años el espectacular Hermann Maier, 'Herminator', que alcanzó la gloria definitiva en los Juegos de Nagano'98 (Japón).