Max Verstappen
Max Verstappen, durante el GP de Hungría de Fórmula 1. EFE

Max Verstappen llevaba 7 victorias en Fórmula 1 y ninguna pole, hasta este Gran Premio de Hungría. El neerlandés ha logrado quitarse ese pequeño sinsabor al marcar la pole en Hungaroring, primera de su carrera deportiva, con lo que además se ha convertido en el centésimo piloto en lograr al menos una.

El piloto de Red Bull, que además ha dado a Honda su primera pole desde Australia 2006, superó con solvencia a los grandes dominadores de este año, los Mercedes, que han cedido el primer puesto de una clasificación.

Valtteri Bottas se quedó a sólo 18 milésimas de su crono, pero la súbita mejoría de Verstappen en el último intento de la Q3 (casi 4 décimas) le impidió superarle. El tercer clasificado para la carrera será Lewis Hamilton, que pase lo que pase el domingo seguirá siendo el líder de la clasificación general.

No fue un buen día, y van muchos sábados ya, para Ferrari. Charles Leclerc se estrelló en la Q1, lo que obligó a los mecánicos de la Scuderia a esforzarse para cambiarle el alerón trasero a tiempo, y lo lograron con solvencia. Acabó marcando el 4º tiempo, por delante de un Sebastian Vettel que nuevamente vuelve a claudicar un sábado en favor de su compañero y van cinco consecutivos.

En una clasificación en la que la pista fue mejorando sus condiciones conforme avanzaban los minutos, en McLaren confirmaron su buen hacer con los nuevos elementos aerodinámicos que han estrenado en Hungría.

Lando Norris superó de nuevo a Carlos Sainz, con ambos entre los diez primeros con relativa comodidad. El británico saldrá 7º y el español, 8º.