Cruyff y Verstappen
Johan Cruyff y Max Verstappen, en el Circuit de Barcelona-Catalunya en 2016. Twitter.com @Max33Verstappen

Max Verstappen ha dicho muchas veces que no cree en los ídolos, porque considera que es el trabajo del día a día lo que marca la diferencia. No obstante, sí admite admiración hacia algunas personas que le marcaron, como fue el caso de Johan Cruyff.

No es muy conocido que última imagen pública del legendario futbolista y entrenador holandés fue, precisamente, con Verstappen. Ocurrió en los entrenamientos de pretemporada de 2016, en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Cruyff fue invitado al box de Toro Rosso, donde por entonces militaba el joven corredor neerlandés, y compartió una charla que ahora ha relatado el piloto.

"Ya estaba muy enfermo, pero aún era muy optimista. Me dijo 'se siente como que estoy 2-1 por delante en el primer tiempo. Ahora necesitamos acabar el segundo'. Tres semanas después, murió. Me afectó bastante. Fue uno de los mayores héroes del fútbol", relata Verstappen, que es un gran aficionado al fútbol y de hecho es buen amigo del blaugrana Frenkie De Jong, en una entrevista al Telegraph.

En la misma, Verstappen se describe como un deportista que siempre intenta ser "lo más directo posible", no sólo como piloto sino también como persona. Eso le ha granjeado algunos problemas en el pasado.

Sobre la Fórmula 1 en sí, el de Red Bull responde sobre a quién considera como el mejor piloto de la última generación, que forman los campeones Lewis Hamilton, Kimi Räikkönen, Sebastian Vettel y Fernando Alonso, con los que ha competido y compite (en el caso de los tres primeros).

"Hamilton es, sin duda, uno de los mejores, pero realmente, ¿decir que es el mejor de su generación? No lo sé. Quizá sea Fernando Alonso. Podría haber ganado siete u ocho títulos mundiales si hubiera estado en el equipo correcto", relata el joven neerlandés, a quien muchos ven como un más que posible candidato a ser campeón en un futuro.