La fuerza de tu zona central es crucial para poder transmitir toda la energía de tus músculos al suelo con eficiencia. Aquí tienes cuatro ejercicios que estabilizarán y reforzarán tu zona media y te permitirán correr más rápido.
 
De lado
 
Apoya el antebrazo y el pie de un lado en el suelo, manteniendo el tronco alineado con las piernas durante 20 segundos, y haciendo tres repeticiones, con recuperación de medio minuto entre ellas. Progresa hasta alcanzar el minuto por repetición.
 
Medio fondo estático
 
Has de mantener esta posición, con apoyo de pies y antebrazos, durante 20", en tres ocasiones y progresando hasta el minuto con el tiempo. Recupera medio minuto entre series.
 
Elevaciones en equis
 
Comienza a cuatro apoyos, y eleva pierna y brazo contrario hasta la horizontal, manteniendo cinco segundos la postura. Haz tres series de 15 a 20 elevaciones.
 
Encogimientos
 
Con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo, eleva una pierna hasta que el muslo quede vertical, mantén cinco segundos, baja y cambia de pierna. Con tres series de 15 a 20 encogimientos tendrás suficiente.