Marta
 Cristiana Girelli, de Italia disputa un balón ante la brasileña Marta. EFE

Marta Viera da Silva, capitana de la selección de Brasil, anotó el gol del triunfo ante Italia (0-1) desde el punto de penalti para clasificar a su selección a los octavos de final de la Copa Mundial femenina y convertirse en la máxima goleadora histórica de la competición.

A sus 33 años, Marta superó en el Stade du Hainaut, con su decimoséptimo tanto mundialista, el récord de 16 goles del alemán Miroslav Klose en la competición, y se convirtió en la primera futbolista que marca en cinco ediciones de la Copa Mundial.

Italia, con la clasificación casi asegurada al llegar al partido como primera con seis puntos y una amplia diferencia de goles, planteó un partido de mínimos, contemplativo y de ritmo tan lento como trabado.

Las brasileñas trataron de llevar la iniciativa, pero no movieron el balón con fluidez. Al final, el penalti provocado por Debinha en una jugada individual y transformado por la '10' desde los once metros fue decisivo para que la selección carioca se llevara los tres puntos.

A pesar de la victoria, Brasil acusó su derrota ante Australia de la segunda jornada y se clasificó a octavos como la mejor tercera de grupo con seis puntos, por detrás de las italianas y las australianas.