Antonio Valencia
Antonio Valencia (i), del Manchester United, lucha por el balón con Aleksei Berezutski (d) del CSKA Moscú. EFE

El Sevilla ha sido el único equipo español en salir victorioso de la tercera jornada de la Liga de Campeones, tras las derrotas del Real Madrid, Atlético de Madrid y FC Barcelona, y acaricia el pase a octavos de final, al igual que el Manchester United, que sumó su tercer triunfo en su visita al CSKA Moscú (0-1) con gol del ecuatoriano Luis Antonio Valencia y reafirma el liderato del Grupo B.

El equipo de Alex Ferguson controló a un rival sin mordiente y supo asestar el golpe definitivo en el momento oportuno: casi al final, dejando sin capacidad de reacción al conjunto moscovita, que se queda con tan sólo tres puntos en la clasificación.

Heinze dio al triunfo al Marsella ante el ZúrichEn el otro partido del Grupo B, empate sin goles entre el alemán Wolfsburgo y el turco Besiktas, lo que refrenda en la segunda plaza a los primeros.

En el grupo del Real Madrid, el C, un gol del argentino ex madridista Gabriel Heinze dio un importante triunfo al Olympique Marsella en casa del Zúrich (0-1). Ambos conjuntos suman tres puntos y están a los mismos tres del Real Madrid y del Milan.

El Oporto remontó al APOEL

En el grupo del Atlético, el Oporto se sitúa a tres puntos del Chelsea tras remontar en casa ante el chipriota APOEL (2-1). El brasileño Hulk, con dos tantos (m.33 y 48, el último de penalti), decidió y aumentó las opciones de su equipo de acceder a la siguiente ronda. Y es que el Oporto, segundo, lleva cinco puntos al APOEL y al Atlético de Madrid.

El Girondins Burdeos se llevó un sufrido triunfo en casa ante el Bayern Múnich

En el Grupo A, el Girondins Burdeos se llevó un sufrido triunfo en casa ante el Bayern Múnich (2-1), al que arrebata la primera posición, tras un partido pleno de incidentes: autogol del local Ciani que ponía en ventaja a los muniqueses, empate del mismo jugador, expulsión de dos jugadores visitantes y dos penaltis fallados por los franceses. El gol del triunfo del conjunto de Burdeos fue obra de Planus (m.41).

A la Juventus Turín le bastó un tanto del defensa Chiellini (m.47) para batir al israelí Maccabi (1-0) y, con ello, conquistar la segunda plaza de grupo, a dos del líder Girondins y con uno más que el Bayern.