Pape Diouf
Pape Diouf, en una imagen de archivo.

El presidente del Olympique de Marsella, Pape Diouf, ha mostrado su disconformidad ante la decisión de la Fiscalía española sobre Santos Mirasierra, aficionado del conjunto francés, de ocho años de cárcel a consecuencia de los incidentes en el estadio Vicente Calderón en Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid.

"Mis primeros sentimientos son de desolación y de tristeza. En una situación donde es necesario recordar que los primeros culpables son los policías españoles que cargaron de manera salvaje contra nuestros aficionados y que encontraron en Santos a un cabeza de turco", dice el máximo mandatario en la página web del club y que recoge Marca.

Es necesario recordar que los primeros culpables son los policías españoles

"Pensar que Santos pueda ser condenado a ocho años de prisión con todo lo que sabemos de este episodio, eso me parece sobrepasar el entendimiento", comentó.

Según refleja Diouf, este aficionado está secuestrado en España. "No hay día que no nos preocupemos por su situación. El club está movilizado y no dejará de estarlo hasta que Santos deje de estar en las manos de los que lo secuestran. Ya que es necesario llamar eso por su verdadera palabra: secuestro", señaló el directivo.