El piloto español de MotoGP Marc Márquez
El piloto español de MotoGP Marc Márquez REPSOL MEDIA SERVICE

Marc Márquez fue el primero en comparecer ante los medios en Austin. Casi todas las preguntas hacia él giraron en torno a lo ocurrido en Argentina con Valentino Rossi, un suceso del que el vigente campeón del mundo de MotoGP ha aprendido mucho. "Como piloto, he ganado experiencia. Son situaciones nuevas en una carrera, se va al límite y cometes erroes. Luego pides disculpas, pero vas al límite y pasan cosas. Cuando te caes cuando vas solo tampoco quieres que vuelva a pasar", explicó.

La polémica ha copado las semanas que han pasado desde la cita de Termas del Rio Hondo. Pese a que lo intentó, Márquez no pudo dejarlo a un lado. "Aislarte tampoco, porque no te aislas: tienes internet, instagram... Ha sido una semana entretenida, he estado en Brasil, luego viendo el Supercross en Mineapolis... Llego a Austin con ganas, pero todo el mundo habla de lo ocurrido", dijo el piloto de Repsol Honda, cuyo principal objetivo al respecto es "que no vuelva a pasar" algo como lo de Argentina.

Cambio de reglamento

Ante las voces que piden un cambio de reglamento, como Jorge Lorenzo, a Márquez le parece difícil. Y lo ejemplifica con el deporte rey: "Es un poco como el fútbol y los árbitros. Es imposible que nos pongamos todos de acuerdo". No obstante, sí admite que se puede pulir la normativa: "Hay cosas en el reglamento que se pueden solucionar, como el caso de la salida. Lo demás es difícil que nos pongamos todos de acuerdo, pero no depende de nosotros", dijo.

En términos generales, lo de Argentina fue un cúmulo de circunstancias que le complicaron mucho la carrera. "Pasaron muchas cosas, pero soy un piloto-persona que aprende de sus errores. Hice un error, fui penalizado y fui a pedir disculpas. No tengo rencor en poder hablar. Mañana hay la reunión, se hablarán varias cosas y no sólo eso. También se hablará del procedimiento de salida, donde también se tiene que mejorar", recordó. Más allá de eso, no cree que dicha reunión sea un "Márquez contra todos".

Tampoco las críticas o las palabras de Rossi le afectaron, porque Márquez tiene facilidad en centrarse en lo suyo. "Me gusta en pista estar al 100% y sacar un poco más. Me mantengo al margen, que aprendí en el pasado que mejor al margen", dijo, refiriéndose de manera implícita a la polémica de Malasia de 2015.

Rossi prefiere mirar "al futuro"

Unas horas después de Márquez, Rossi salió en conferencia de prensa y aunque se ratificó en todo lo dicho, mostró su deseo de mirar "al futuro": "Lo único que hay que hacer es mirar al futuro y pensar en este fin de semana. Es importante volver a la pista, pilotar la moto, dar el máximo y trabajar con el equipo y por eso estoy muy contento de estar aquí. Es un circuito complicado, largo y con muchas curvas, y hay que pensar en hacer nuestro trabajo y dar el máximo".

Rossi rechazó la comparación de un reportero entre su situación actual con Márquez y la de Alain Prost y Ayrton Senna hace décadas en la Fórmula 1: "Ellos se jugaban el Mundial, lo ganaba el uno o el otro, y en cambio lo que sucedió en Argentina no tuvo sentido, porque me habría adelantado tranquilamente en la siguiente curva, así que es un poco distinta"; "quizás un día nos sentaremos y hablaremos, pero ahora no es el momento".