Marc Márquez
Marc Márquez en un momento del GP de Argentina EFE

Marc Márquez ha ganado la primera batalla de la guerra de Austin. Ha sido el más rápido de los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de las Américas, por delante, precisamente, de Valentino Rossi, con quien ha protagonizado la polémica de la semana.

Paró el crono en 2'05.530 el de Cervera, un ritmo frenético que sólo el nueve veces campeón del mundo pudo seguir, con 2'05.926. El tercero más rápido fue Viñales, con 2'06'257.

Durante la semana, y tras la polémica del Gran Premio de Argentina y el posterior cruce de declaraciones, han sido un quebradero de cabeza para la organización de MotoGP que, incluso, ha tomado medidas separándoles en la rueda de prensa oficial.

Sigue el cruce de declaraciones

Pese a no haber comparecido en la rueda de prensa oficial, sí han hablado en las de sus equipos y en diversos medios. Y Márquez no ha dudado en responder a las acusaciones de Rossi en las que aseguraba que sentía miedo con el piloto español en pista: "Si tiene miedo es su problema, no el mío", dijo en L'Equipe.

Se espera un fin de semana morboso en el que las miradas estarán puestas en dos de los mejores pilotos de la parrilla.

Crutchlow, un segundo por detrás de Marquez

El líder del Mundial, Cal Crutchlow, ha iniciado el Gran Premio de las Américas con perfil bajo en los primeros libres. Rodó un segundo más lento que Márquez y terminó en quinta posición la sesión.

Su perseguidor más cercano, Andrea Dovizioso, de quien sólo le separan tres puntos en la clasificación rodó justo por detrás, casi dos décimas más lento.