Marc Márquez
Marc Márquez, durante la sesión de entrenamientos en Sepang. EFE

Marc Márquez no se ha resentido de la operación en el hombro izquierdo a la que se sometió a principios de diciembre. El piloto de Repsol Honda ha sido el más rápido en la primera jornada de entrenamientos en el circuito de Sepang (Malasia).

El registro del campeón del mundo (1:59.621) se acerca al récord absoluto de la categoría en ese trazado, en poder desde 2015 de su excompañero Dani Pedrosa (1:59.053). Con apenas 29 vueltas completadas, controlando muy bien los tiempos y su rendimiento, pudo hacer todo el trabajo previsto para valorar la evolución de su moto para 2019.

Y eso que, en sus propias palabras, ha llegado a esta cita a un setenta por ciento de sus condiciones físicas. Ni su fisioterapeuta ni su entorno más próximo creen que pueda estar al cien por cien hasta el Gran Premio de Austin, ya a mediados de abril.

Márquez dio prácticamente la mitad de vueltas que sus rivales y dedicó la tarde a continuar con las labores de recuperación junto a su fisioterapeuta.

El rendimiento de la Honda

En el análisis de la primera jornada podría considerarse que se está sobrevalorando de manera optimista el rendimiento de Márquez y de la Repsol Honda, pues apenas es el primer día, pero lo cierto es que, marcando como marca el campeón del mundo las diferencias respecto al resto, el japonés Takaaki Nakagami, con una moto parecida, y el alemán Stefan Bradl, en su condición de piloto probador del fabricante nipón, acabaron séptimo y noveno a poco más de cinco décimas de segundo del español.

Éste sí es un dato relevante, pues tanto un piloto que la pasada temporada no se encontraba habitualmente en las posiciones de cabeza -Nakagami-, como el probador de la marca -Bradl-, que no tiene las mismas "sensaciones" de competición que el resto de pilotos, consiguieron acabar muy cerca del mejor tiempo de la jornada, que además es una buena referencia, mientras que el siguiente piloto probador, el de Yamaha, acabó decimoséptimo y el resto de los probadores presentes prácticamente en las últimas posiciones de la tabla de tiempos.

En cualquiera de los casos, otra buena noticia de la primera jornada viene dada por las referencias que marcaron los principales perseguidores de Márquez, también españoles, como son Alex Rins al manillar de la nueva Suzuki GSX RR y Maverick Viñales con la nueva Yamaha YZR M 1.

Ambos acabaron a poco más de dos y tres décimas de segundo de Márquez, lo que inicialmente permite presagiar que tanto Suzuki como Yamaha han dado un paso adelante para aproximarse, en condiciones generales, al rendimiento de la Repsol Honda y de Marc Márquez, mientras que Ducati continúa estando ahí, aunque en esta primera jornada fuese de la mano de un "satélite" como Esteve "Tito" Rabat (Ducati Desmosedici GP18) como primer referente, por delante del "oficial" Danilo Petrucci, que fue quinto.