Marc Pedraza
Marc Pedraza, en el partido ante el Deportivo EFE

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) impuso un castigo de dos partidos de suspensión al centrocampista del Mallorca Marc Pedraza por la dura entrada que le costó la expulsión en el partido frente al Deportivo.

En un lance del partido, y de forma fortuita, Pedraza impactó con los tacos en la cara del deportivista Álex Bergantiños, lo que hizo saltar todas las alarmas. El capitán de los gallegos fue retirado en camilla visiblemente conmocionado y con el rostro ensangrentado y, tras ser hospitalizado, fue diagnosticado de una herida inciso-contusa en la cara.

El Deportivo dedicó el triunfo a su capitán, quien recibió el alta hospitalaria la mañana de este viernes, con 70 puntos de sutura en el labio.

Pedraza no fue una excepción y el susto le hizo abandonar el campo llorando y asustado. Su llanto fue la otra cara de la moneda del dolor de Bergantiños.