Marc Márquez se queda sin gasolina en la vuelta de honor y tiene que ser empujado por comisarios

Marc Márquez, en el GP de Japón
Marc Márquez, en el GP de Japón
EFE

Marc Márquez ganó en Japón para celebrar su octavo Mundial, el sexto en categoría reina, y demostró una vez más que es el mejor del año. El de Cervera rompió además su propia maldición, y es que hasta ahora, cada vez que se había proclamado campeón con antelación, se había ido al suelo en la carrera siguiente.

En Japón no fue así y Márquez ganó con autoridad por delante de Quartararo, la gran revelación de la temporada, y Dovizioso, el único que le ha puesto las cosas algo difíciles al campeón este año.

Sin embargo, el '93' experimentó problemas una vez que ya se había proclamado vencedor en Motegi. En Honda apuraron tanto con la gasolina para cruzar la meta como primeros, que Márquez se quedó sin combustible durante la vuelta de honor en la que se exhibía como campeón..

Tuvo que ser empujado por varios comisarios para poder concluirla y regresar a su box.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento