Marc Márquez
Marc Márquez, en los test de MotoGP en Catar. Repsol Honda

Marc Márquez llega “casi al cien por cien” al Gran Premio de Catar, que este fin de semana abre el campeonato de MotoGP 2019. A sus 26 años recién cumplidos, el piloto de Cervera perseguirá este curso su sexto título mundial en la máxima categoría, octavo en total. Unas cifras de locura.

Sólo dos pilotos le superan en el ranking histórico de 500cc y MotoGP: los italianos Giacomo Agostini y Valentino Rossi, con ocho y siete respectivamente. Si su moto número ‘93’ suma un nuevo título, no sólo los tendrá a tiro, sino que adelantará al australiano Mick Doohan, pentacampeón como él.

A principios de diciembre, Márquez pasó por el quirófano para ser operado en el hombro izquierdo. La intervención ha condicionado su pretemporada, pues ha tenido que hacer cinco horas diarias de fisioterapia y le ha impedido completar algunos test en Malasia. En el último de Catar, según ha confirmado él mismo, se sintió ya “mucho mejor” y “casi al cien por cien”.

El circuito de Losail permitirá calibrar si el campeonísimo está ya en condiciones de dar lo mejor de sí y exhibir su estilo de competir agresivo que, junto a su talento natural, ha sido la base de su éxito.

Lorenzo, compañero y rival

Sus principales rivales, además del propio Rossi en la penúltima temporada de su carrera, serán Andrea Dovizioso y su propio compañero de equipo, Jorge Lorenzo, que sustituye al retirado Dani Pedrosa en Repsol Honda.

En una competición en la que todos los pilotos suelen tener roces con todos los pilotos, los de Márquez y su nuevo compañero han sido sonados. Y no hay que remontarse demasiado. En el pasado GP de Aragón, Lorenzo acusó a Márquez de provocar su caída. Poco después, fue el padre del piloto balear quien denunció que “en el entorno de Márquez se alegran de las caídas y el daño” de su hijo. Ahora han firmado la paz.

"A Jorge lo tengo en la lista de rivales para el título, viene de ganar con otras marcas y tiene la obligación de estar ahí, llega a un proyecto ganador y él es ganador”, explica Márquez, que de todos modos abre el abanico de rivales mucho más allá de su nuevo vecino de ‘box’: “Empiezo la temporada con todos: Dovizioso, las dos Yamaha [Rossi y Maverick Viñales], veremos las Suzuki con Rins... pero habrá que esperar a mitad de temporada para ver qué es lo que sucede, si es complicado ganar o cómo están los rivales".