Marc Márquez
El piloto de Honda Marc Márquez. EFE

El español Marc Márquez regresaba de las vacaciones con el reto de mantenerse imbatido al final del Gran Premio de Indianápolis de MotoGP que se disputó este fin de semana en el circuito Brickyard de esta ciudad estadounidense. Dicho y hecho.

Con su victoria, la décima consecutiva, iguala a Giacomo Agostini, quien en 1970 logró encadenar diez victorias consecutivas en el inicio del campeonato. Atrás quedaron el récord de las 6 victorias de Doohan y el de las 7 de Rossi.

Y es que el piloto de Honda se mueve de récord en récord desde que hace un año ascendiera a la categoría reina del motociclismo. Como pez en el agua, el ilerdense busca ahora romper otros hitos que lograr este año y que le colocarían como uno de los mejores pilotos de la historia. Y eso, solo con 21 años.

Estos son algunos de los récords que el de Cervera puede destrozar este año:

- Ser el piloto con más victorias consecutivas en una misma temporada.

- Ser el defensor del título más joven de la historia, superando a Mike Hailwood, que en 1963 lo consiguió con 23 años y 138 días.

- Convertirse en el campeón más rápido de la historia del motociclismo. De seguir así, lo podría hacer a falta de 4 carreras para terminar el campeonato.

- Ser el primer español en ganar dos campeonatos de la categoría reina de forma consecutiva, tras los intentos frustrados de Crivillé y Lorenzo.