El atletismo español se aferra al maratón para lograr una medalla

  • Desde Barcelona 1992 el atletismo siempre logró medallas.
  • El mejor puesto, el cuarto de García Bragado en los 50 km marcha.
Una imagen de Chema Martínez en la Villa Olímpica.
Una imagen de Chema Martínez en la Villa Olímpica.
K. CALVO
Julio Rey, Chema Martínez y José Ríos afrontan este domingo, en el maratón que cierra el programa atlético, la última oportunidad que tiene el atletismo español de evitar un cero en su cuenta de medallas. Natalia Rodríguez (sexta en 1.500) y Ruth Beitia (séptima en altura) agotaron sin encontrar presea las opciones españolas en la penúltima jornada y todo queda ahora en manos de los corredores de maratón, dos de los cuales no tienen, precisamente, un destacado historial olímpico.

Julio Rey termino en Atenas 2004, sus únicos Juegos hasta la fecha, en el puesto 58, y Pepe Ríos fue decimoctavo en Sydney 2000 y vigésimo séptimo en Atenas. Sólo Chema Martínez obtuvo un meritorio noveno puesto en la capital griega, en su única experiencia olímpica. Chema lleva casi un mes en Pekín tratando de adaptarse al clima y este año se estrenó en Madrid su historial de victorias en la carrera de maratón, lo que le permite ser optimista ante la carrera de cierre.

Siempre hubo preseas desde Barcelona

El atletismo español ha conseguido medalla sin interrupción en todas las ediciones de los Juegos a partir de Barcelona 1992. Si se fuera de vacío de Pekín, sería la primera vez que ocurriera desde Seúl 1988. A falta de la jornada del sábado y del maratón del domingo, España, ausente en el medallero, ocupa el puesto decimoquinto en la clasificación por puntos.

Los mejores resultados de atletas españoles son hasta ahora el cuarto puesto de Jesús Ángel García Bragado en 50 km marcha y los quintos de Juan Carlos Higuero en 1.500, María Vasco en 20 km marcha y Frank Casañas en disco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento