Imagen del maratón de Pyongyang
Varios corredores realizan el maratón de Pyongyang de 2017. pyongyangmarathon.com

Una agencia que ofrece viajes a Corea del Norte ha desvelado este miércoles que Pyongyang celebrará un maratón internacional en octubre que se sumará al que ya acoge cada mes de abril, en una decisión aparentemente encaminada a atraer el turismo y las divisas extranjeras.

"Nos complace anunciar que por demanda popular, el Maratón de Pyongyang se celebrará ahora dos veces al año. La edición inaugural del Maratón de Pyongyang de octubre se celebrará el 22 de octubre", según informa la web de Uri Tours, que ofrece un paquete para participar en la prueba y visitar el país.

El paquete cuesta 2.250 euros por persona y ofrece una estancia de una semana que incluye participación en la carrera y desplazamientos al Monte Myohyang o la ciudad costera de Wonsan, además de visitas a los monumentos más conocidos de Pyongyang.

Corea del Norte ya celebra un maratón internacional cada mes de abril, un evento que se ha comenzado a promocionar como producto turístico en el último lustro y que desde entonces está logrando atraer un importante número de visitantes foráneos al hermético país.

El turismo es una fuente de captación de divisas extranjeras para el régimen de Kim Jong-unNo obstante, el sector turístico espera una caída de visitantes a raíz de lo sucedido con Otto Warmbier, el estudiante estadounidense que viajó como turista a Corea del Norte y falleció tras ser repatriado en coma después de pasar 17 meses encarcelado en el país asiático por robar supuestamente un cartel de propaganda.

El caso ha llevado al Gobierno de EE UU a prohibir a sus ciudadanos visitar ese país a partir del 1 de septiembre.

El turismo es una fuente de captación de divisas extranjeras para el régimen de Kim Jong-un, cada vez más aislado de la comunidad internacional por sus pruebas nucleares y de misiles.

El lanzamiento de dos misiles intercontinentales en julio le ha supuesto el paquete de sanciones de la ONU más severo hasta la fecha, ya que busca reducir en un tercio (o unos 1.000 millones de dólares) sus ingresos por exportaciones.