Maratón Popular de Madrid
Las calles de Madrid se convirtieron en la inmensa pista atlética que acoge el 40 Maratón Popular de Madrid. EFE

Que Madrid no es terreno amigo para correr lo sabe hasta el señor Eliud Kipchoge. Pocos atletas de élite se atreven con el maratón de la capital. No es para menos: qué difícil es hacer marca con la Casa de Campo en el camino.

Mientras Valencia, Barcelona y Sevilla se disputan año tras año el título del mejor de España (todos llanos, o sea, run friendly), a Madrid le va al pelo lo de 'rompepiernas'. Son 42,195 kilómetros de pura valentía, y Madrid mañana se llenará de valientes. Zapatilla, cabeza y agallas se darán cita en el centro a eso de las 8.00 horas. Es momento para la hazaña, aunque no es la única del calendario. Aquí algunas carreras muy, muy gatas: 

El Maratón

Poca presentación necesita la EDP Rock 'n' Roll Marathon & 1/2 Madrid, que ostenta la categoría de Gold Label de la Federación Internacional de Atletismo. Tres distancias (10, 21 y 42 kilómetros) por los lugares más emblemáticos: la Castellana, las 4 torres, Gran Vía, Callao, Sol, el Palacio Real, Cibeles, el parque de atracciones... Traducido al asfalto: cuesta, bajada, cuesta y más cuesta hasta saborear la gloria, con Neptuno saludando. 

Este año, por primera vez, se celebra en sábado porque ni las elecciones han podido pararla. Lo mejor: habrá música, animación y obras de arte durante el recorrido. Cualquier excusa es buena para despejar la cabeza.

Consejo: Ojo con la Casa de Campo; es donde muchos se topan con el tan temible muro. Si has llegado hasta ahí, ánimo, solo te queda el último empujón.  

Movistar Medio Maratón de Madrid

Dos semanas antes (el primer domingo de abril) se celebra el Movistar Medio Maratón de Madrid. De hecho, muchos acuden a esta cita como preparación para el maratón. Su inicio no es fácil. La primera mitad de la prueba, que empieza en Cibeles y sube por Velázquez, es un ascenso, no muy duro, pero constante hasta las 4 torres, donde ya se puede respirar. Es momento de apretar. La bajada por la Avenida de Pío XII y Menéndez Pelayo es como un regalo para las piernas. Por Atocha la cabeza ya sabe que queda poco para colgarse la medalla. Neptuno está cerca.  

Madrid Corre por Madrid

De esas de 10 kilómetros que año tras año (y ya van 10) gana adeptos. Se la conoce como "la más bonita de Madrid" porque pocas carreras de esa distancia pasan de Callao a Sol, la Plaza Mayor, el Palacio Real... Se celebra siempre en septiembre y con ella se abre el calendario de carreras del curso deportivo. Es perfecta para retomar hábitos después de los excesos y perezas del verano. 

San Silvestre Vallecana

San Silvestres hay muchas, pero es cierto que como la Vallecana ni una. 40.000 personas suelen despedir el año con las zapatillas bien atadas y sudando en pleno corazón de Madrid, del Santiago Bernabéu a Vallecas. Lo más bonito: ese inicio motivador con las pantallas y el cronómetro, las charangas y los dj's durante la carrera, la marabunta de disfraces... Más que una carrera es una fiesta. Lo más duro: la cuesta de la Albufera, pero con los ánimos de los vecinos (y son muchos) se sobrelleva. 

Carrera de las aficiones

Otra de las míticas. La carrera de las aficiones o derbi de las aficiones (en noviembre) enfrenta a dos equipos: los seguidores del Real Madrid con los del Atleti. Al inscribirse es necesario escoger bando y ese día correrás los 10k con los colores del equipo. De recorrido muy rápido (es casi todo el rato cuesta abajo), sirve para que muchos hagan marca de cara a la San Silvestre Vallecana. Su recorrido, cómo no, del Santiago Bernábeu al Calderón.

Carrera Norte-Sur

Si la carrera de las aficiones enfrenta al Atleti y al Madrid, esta prueba, en concreto, hace lo mismo pero con los vecinos del Norte con los del Sur. También es de 10k y de recorrido rápido. Empieza en Plaza de Castilla y termina en el Paseo del Prado. Lista para volar. 

Carrera de la ciencia

Lleva 38 años en el calendario, lo que la convierte en un clásico madrileño. Se celebra en octubre con el Ministerio de Ciencia y el CSIC detrás. De Serrano a Cibeles, de Cibeles a Cuzco, de Cuzco a República Dominicana hasta llegar a Serrano, donde está el CSIC. 

Carrera Trofejo José Cano

"Correr en Canillejas es como jugar en el Bernabéu", decía el creador de la carrera que se disputa en el distrito desde 1980. Es abanderada de esas pruebas de barrio que "no deberían desaparecer nunca". Tiene hasta 4 distancias: 1; 2,5; 4,5 y 10 kilómetros para que los pequeños atletas se inicien en esto tan loco como es correr.