Maratón
Atletas durante un maratón. EFE

El medio maratón de Trieste, al nordeste de Italia, no contará con corredores de origen africano, después de la decisión de la organización de excluirles. El motivo que aducen es que algunos de los atletas son explotados por sus representantes.

La Confederación General italiana del Trabajo, el mayor sindicato del país, consideró la exclusión de los atletas africanos como un "hecho gravísimo sin justificación", y lo tildó de "apartheid". "El mero hecho de que alguien haya pensado en llevar esto a cabo dice mucho sobre lo que está ocurriendo actualmente en Italia. Basta de políticas que dividen y de racismo", tuiteó el sindicato.

El 'Trieste Running Festival' se disputará entre el 3 y el 5 de mayo, pero ya se ha convertido en un escenario de pelea política. "Queremos dar un importante gesto sobre la explotación de los atletas africanos por parte de los representantes, pues llegan mal pagados y tratados de forma indecente respecto a su valor deportivo real. Por eso, hasta que no cambien una serie de cosas, solo invitaremos a atletas europeos", aseguró en la RAI el presidente del comité organizador, Fabio Carini.

Nicola Fratoiani, secretario del partido Izquierda Italiana, ha pedido a las autoridades nacionales e internacionales que actúen ya que esa decisión va "contra toda regla, valor y código ético del mundo del deporte". También el Partido Demócrata de Trieste ha salido al paso, criticando que podían haber denunciado esa supuesta explotación por otros medios.

"Excluir a todo un continente parece una decisión meramente discriminatoria que preocupa. Además da a entender que el problema es únicamente africano y que todos los deportistas africanos son explotados", ha dicho esta formación.

Para la candidata a las elecciones europeas por el Partido Verde, Fatou Boro Lo, de origen senegalés, se trata de una "gravísima discriminación" y pidió medidas a las instituciones, a lo que se sumó el portavoz del partido Libres e Iguales, Federico Fornaro.