maraton radcliffe
La británica Radcliffe, en un momento de la prueba (Reuters). Reuters

Radcliffe obtuvo el título mundial con un tiempo de 2h20:57, el mejor en la historia de los campeonatos, seguida de la defensora del título, la keniana Catherine Ndereba (2h22:01) y de la rumana Constantina Tomescu (2h23:19).

La reina del fondo largo universal sólo había ganado una medalla en campeonatos del mundo, y en 10.000 metros (plata en Sevilla'99). El de hoy era su séptimo maratón. De los anteriores había ganado cinco, en dos de ellos con récord mundial, pero se retiró en el más importante, el de los Juegos de Atenas, en el kilómetro 35.

En la capital griega, Radcliffe abandonó en las dos pruebas que disputó, los 10.000 metros y el maratón, las mismas que atacó aquí en Helsinki. En los 10.000, el primer día de los campeonatos, se clasificó novena, pero advirtió que había sido un "entrenamiento para el maratón".

En cabeza desde el inicio

Desde el pistoletazo Radcliffe se puso al frente y a lo largo de toda la prueba no permitió que nadie se le pusiera por delante. Radcliffe hizo una carrera imperial, siempre mirando al frente sin preocuparse de las demás.

La británica pasó los 10 km. en 33:23, los 20 en 1h06.16 y cuando cubrió el medio maratón en 1h09:50 aún no había sentenciado. Tomescu seguía con ella y Ndereba a 4 segundos. La rumana arrojó la toalla después del km. 27 y fue rebasada por Ndereba, que en el parcial del trigésimo km. estaba a 11 segundos de la británica (1h39:22) y decidió conformarse con la medalla de plata.

Las tres posiciones de cabeza se consolidaron en los cinco últimos kilómetros. No hubo desfallecimientos ni llegadas imprevistas desde atrás. Radcliffe, escoltada por dos vigilantes en bicicleta para evitar incidentes como el del maratón olímpico de Atenas, había roto su maleficio en los grandes campeonatos.

NOTICIAS RELACIONADAS: