Maratón de Boston.
La estadounidense Des Linden cruza la línea de meta para ganar la edición número 122 del Maratón de Boston. EFE/Cj Gunther

El japonés Yuki Kawauchi y la estadounidense Desiree Linden se han proclamado campeones de la 122 edición del Maratón de Boston al imponerse en las pruebas masculina y femenina, respectivamente.

La carrera, que se dio con temperaturas inferiores a 3 grados centígrados (40 grados Fahrenheit), fuerte viento y lluvia constante, hizo que todos los tiempos en las pruebas fuesen de los peores de la historia, pero favorecieron a los dos ganadores.

Kawauchi, que hizo un tiempo de 2 horas, 15 minutos y 54 segundos, superó en la recta final de la carrera de 42,164 kilómetros de distancia (26,2 millas) al campeón defensor, el keniano Geoffrey Kirui, que llegó a tener un minuto y medio de ventaja.

También Linden, como se esperaba, se aprovechó de las malas condiciones climatológicas -que afectaron más a las corredoras africanas- para cruzar la línea de meta en primer lugar, con un tiempo de 2h39:54, y ser la primera corredora estadounidense que consigue la victoria en 33 años.

En las pruebas de sillas de ruedas, el suizo Marcel Hug volvió a dominar en masculino, al conseguir el cuarto triunfo consecutivo con registro de 1h46:25, que se convierte en el peor desde la primera edición de esta modalidad, disputada en 1987.

La estadounidense Tatyana McFadden también cumplió con los pronósticos, y venció por quinta vez consecutiva en la prueba de mujeres con un tiempo de 2h4:41, el peor registro en 30 años según los organizadores.

Mientras tanto, el Comisionado de Policía de Boston, Bill Evans, confirmó que no se registró ningún tipo de incidente durante toda la jornada y que el plan de seguridad establecido con cientos de agentes tanto uniformados como vestidos de civil, que en algunos lugares del recorrido de la pruebas estaban solos, funcionó a la perfección