Maradona pensativo
El director técnico de Argentina, Diego Armando Maradona, pensativo tras la derrota ante Paraguay. EFE

Argentina sumó el miércoles una nueva derrota en la eliminatoria sudamericana para el Mundial de 2010, esta vez 1-0 ante Paraguay, y se quedó en la zona de repesca. Pero pese a las críticas que está recibiendo de todos los sectores por las flojas actuaciones del equipo y los resultados, Maradona se mostró firme y desafiante: "Voy a seguir luchando, hay que seguir (...). Las críticas no me afectan", dijo en rueda de prensa.

"Mientras tenga una gota de sangre voy a luchar para que Argentina clasifique", agregó, antes de apuntar que "no se murió nadie cuando fuimos al repechaje (repesca) en 1993 y no se va a morir nadie si ahora vamos al repechaje".Tenemos que hacer autocrítica entre nosotros

"Me imagino preparando (el próximo partido) como siempre lo hicimos, no cambia nada. Tenemos que hacer autocrítica entre nosotros, primero con los colaboradores seguramente en que nos equivocamos, planteamos mal algo, pero eso lo haremos en cuatro paredes", agregó el técnico.

Pese al panorama negro, Maradona derrochó confianza en sus capacidades y las del equipo que encabeza: "Cuando vos perdés hay de todo un poco, bajos rendimientos, fallas colectivas (...) y hay que empezar a armar otra vez el rompecabezas. Argentina tiene jugadores como para salir".No le echemos la culpa a Leo, estuvo muy marcado

"No me imaginaba estar así, pensaba estar más arriba, es la realidad que tenemos y hay que afrontarla como siempre afronté en mi vida y lo voy a afrontar de la mejor manera. Tenemos alguna 'chance' todavía y nos acogeremos a eso", destacó.

Maradona también defendió al delantero del Barça Lionel Messi, que volvió a mostrar un nivel muy flojo: "No le echemos la culpa a Leo, estuvo muy marcado, los jugadores paraguayos y (el entrenador Gerardo) Martino sabían de la peligrosidad de Messi, cada vez que agarraba la pelota tenía tres o cuatro paraguayos, no pudo hacer bien lo que sabe hacer él".