Diego Armando Maradona.
Diego Armando Maradona. EFE

Diego Armando Maradona entró en cólera después del traspié de sus Dorados de Sinaloa de frente a los Venados de Yuacatán (1-1) en la penúltima jornada del campeonato. Los Dorados se preparaban para celebrar la victoria pero encajaron el empate en el minuto 85, lo que desató el enfado del astro argentino con los árbitros.

Maradona aseguró tras el encuentro que “voy a hablar con el presidente; hay un penal muy claro sobre Escoto” e insinuó que hay una campaña en su contra. También amenazó con dejar el equipo por la supuesta influencia de su figura en los colegiados.

“¿Saben por qué no lo cobran? porque ustedes mañana van a decir que lo cobró porque era el equipo de Maradona, entonces yo le estoy haciendo un mal a Dorados y por eso me voy”, afirmó con rotundidad.