El defensa del Deportivo Manuel Pablo confesó que no pudo "aguantar más" cuando el pasado domingo abandonó el césped de San Mamés (2-2) a mitad de partido para ir al baño.

"En el partido me encontraba mal, intenté aguantar a ver si se me pasaba, pero llegó un momento en que no podía aguantar más y le dije al entrenador que tenía que salir un momento. Después hablé con el árbitro y me fui al vestuario", relata el lateral.

Manuel Pablo añadió que al reincorporarse al terreno de juego todavía le duraron sus problemas intestinales: "Cuando regresé, me encontré bien, pero después del descanso tuve algún problemilla».

Un virus intestinal "afectó a siete jugadores" de la plantilla del Depor, según explicó el doctor del club coruñés, Carlos Lariño.

Lariño reveló, además, la conversación de Manuel Pablo con el técnico, Miguel Ángel Lotina, cuando pidió irse al baño: "El entrenador le preguntó qué quería decir con que estaba indispuesto y Manuel Pablo le contestó ¡Que me cago!".