Una de las imagénes más desagradables en el mundo del deporte llega desde la sudafricana Cape Epic.

La acción, protagonizada por el alemán Manuel Fumic en una de las etapas de subida, es de todo menos deportiva.

El integrante del Cannondale Factory Racing se acercó hasta un rival, al que empujó de forma deliberada con el hombro.

Lo tiró al suelo, sorprendentemente también le recriminó su actitud para luego volverse a subir en la bici y dejar tirado a su rival dolorido en el suelo.