Mano de Gabi
Mano de Gabi dentro del área que el árbitro no señaló. BEING

La polémica arbitral volvió a protagonizar un duelo entre Atlético de Madrid y Barcelona, esta vez en la vuelta de los cuartos de final de la Champions League, al no señalar mano dentro del área y penalti en una acción en el minuto 91 del choque.

Los azulgrana, que necesitaban un tanto para forzar la prórroga tras los dos tantos de Griezmann, reclamaron pena máxima en un balón centrado por Iniesta dentro del área que golpeó en la mano de Gabi.

El resultado final, 2-0 a favor del conjunto dirigido por 'Cholo' Simeone, clasifican al Atlético de Madrid, que estará en el sorteo para las semifinales de la Champions el próximo viernes.