El Manchester United ha confirmado este martes el fichaje por cinco temporadas del internacional argentino Di María, hasta ahora jugador del Real Madrid. El club británico acordó con la entidad española la cantidad de 59,7 millones de libras (75 millones de euros). El centrocampista, de 26 años, llegó anoche a Manchester (norte de Inglaterra) y pasó esta mañana el reconocimiento médico en su nuevo club.

He disfrutado mucho mi etapa en España y había muchos clubes interesados en mí"Estoy absolutamente encantado de incorporarme al Manchester United. He disfrutado mucho mi etapa en España y había muchos clubes interesados en mí, pero el United es el único por el que habría dejado al Real Madrid", apuntó Di María a la web de los "diablos rojos".

El club blanco, por su parte, agradece "su profesionalidad durante estos años" y le desea "mucha suerte en su nueva etapa", reza el corto comunicado difundido por el club madridista en su página web. La operación podría dejar 90 millones en las arcas del Real Madrid si se cumplen los incentivos. Por cinco millones de euros se valoran los partidos que Di María juegue esta temporada, si llega a ser 'Balón de Oro' o gana la Liga de Campeones con el Manchester United.

"No era del gusto de alguna persona"

Di María ha arremetido contra la directiva del Real Madrid en su carta de despedida del club, en la que, orgulloso por sus cuatro años de blanco, asegura que se marcha obligado al no ser valorado. Di María ha publicado una carta abierta a través del diario Marca, en la que asegura que se han contado "muchas mentiras" sobre su deseo de salir del Real Madrid y deja claro que se marcha al no sentirse valorado.

Me toca irme, pero quiero dejar claro que ese nunca fue mi deseo"Lamentablemente hoy me toca irme, pero quiero dejar claro que ese nunca fue mi deseo. Como cualquier persona que trabaja, siempre he querido progresar. Después de ganar la Décima me fui al Mundial con la esperanza de recibir un gesto de la Directiva, algo que nunca llegó. Se hablaron muchas cosas y muchas mentiras. Siempre quisieron atribuirme la iniciativa de salir del club, pero no fue así", prosigue.

"Lamentablemente no soy del gusto futbolístico de alguna persona. Yo lo único que pedí es algo que fuera justo. Hay muchas cosas que yo valoro y muchas de ellas nada tienen que ver con mi salario. Espero encontrarlas en el Manchester United, uno de los clubes más grandes del mundo con el que ojalá pueda hacer historia", asegura dejando un mensaje directo.

Di María recordó momentos imborrables y se disculpó por errores cometidos, como cuando se tocó los genitales como respuesta a silbidos, enfrentándose hace seis meses a la afición del estadio Santiago Bernabéu. "Quiero pedir disculpas por las veces que me equivoqué, dentro o fuera de la cancha. Nunca fue mi intención perjudicar a nadie". "¡Hala Madrid! ¡Y hasta siempre!", concluye.