Manchester City
Vincent Kompany celebra su gol en la final de la Carabao Cup entre el Manchester City y el Arsenal. EFE

Un año y ocho meses, aproximadamente, después de su llegada a Inglaterra, Pep Guardiola ya tiene su primer título con el Manchester City. Tras una primera temporada en la que no logró levantar ningún trofeo, en esta, que apunta a triunfal, ya tiene el primero: la Carabao Cup (la Copa de la Liga) tras golear al Arsenal. 

En la final, no hubo color. Se midieron un equipo hecho y con las ideas muy claras contra otro perdido en la indefinición. Aunque, quizás, hay una cosa que define bien a este Arsenal, no ya al de este año, sino al de las últimas temporadas: los numerosos errores que acaban costando goles en contra y los fallos de tantos cantados arriba.

El partido comenzó con dominio alterno. El City, como siempre, quería ser protagonista, pero el Arsenal no renunciaba a tener el balón y a intentar atacar. El momento clave del choque llegó pronto, en el minuto 6. Un gran contragolpe de los gunners le llegó a Özil en la derecha y su pase de la muerte lo iba a rematar Aubameyang cuando Kyle Walker, milagroso, llegó desde atrás para evitar el gol. 

La réplica de los de Guardiola fue contundente. Un saque de Claudio Bravo desde su portería se lo comió Mustafi como si fuera un juvenil, lo que dejó a Agüero solo ante Ospina. El Kun no falló en el mano a mano y con una sutil vaselina marcó.

El Arsenal, con el marcador en contra, buscó el gol, pero sin ideas, con sus talentosos jugadores del centro del campo desaparecidos. Un error de Bravo en una salida, cuando dio una patada al aire, casi fue aprovechado por Aubameyang, pero el delantero gabonés no llegó y ahí acabaron las opciones del Arsenal. Solo cinco minutos después, un córner sacado por De Bruyne lo remató Gundogan, solo en la frontal, y Kompany tocó el balón para desviar la trayectoria y hacer así el segundo.

El Arsenal se quedó muy, muy tocado con ese gol, y la sentencia no tardó en llegar, el tercero subió al marcador seis minutos después. Danilo asistió para David Silva y el canario se sacó de la chistera un disparo imparable para Ospina y que dejaba la final resuelta. Guardiola ya tiene su primer título en su aventura inglesa, quizás el inicio de una gran era repleta de éxitos para los citizens.

Ficha técnica:

0 - Arsenal: Ospina; Koscielny, Mustafi, Chambers (Welbeck, m. 65); Bellerín, Xhaka, Ramsey (Iwobi, m. 63), Monreal (Kolasinac, m. 26); Wilshere, Özil y Aubameyang.

3 - Manchester City: Bravo; Walker, Kompany, Otamendi, Danilo; Fernandinho (Bernardo Silva, m. 52), David Silva, Gündogan; De Bruyne, Sané (Gabriel Jesús, m. 77) y Agüero (Foden, m. 87).

Goles: 0-1, m. 18: Agüero. 0-2, m. 58: Kompany. 0-3, m. 65: David Silva.

Árbitro: Craig Pawson (ENG). Amonestó a Bellerín (m.24), Ramsey (m. 31), Chambers (m. 47) y Wilshere (m. 89), del Arsenal; y a Fernandinho (m. 36) y Kompany (m. 80), del Manchester City.

Incidencias: final de la Copa de la Liga (Carabao Cup por motivos de patrocinio), disputada en el estadio de Wembley (Londres), ante 85.671 espectadores. Pep Guardiola levantó su primer título como entrenador del Manchester City.