El Kun da la Premier al Manchester City en el último minuto del campeonato

  • Dos goles en apenas tres minutos dieron la vuelta al partido ante el Queens Park Rangers, que durante media hora mandó en el marcador.
  • Tercer título liguero de los 'citizens' tras los de 1937 y 1968.
  • El United ganó su partido, pero el gol average le impide cantar el alirón.
  • Estadísticas: City 3-2 QPR. | Sunderland 0-1 United. | Clasificación.
El Kun Agüero celebra el gol que dio el campeonato al City.
El Kun Agüero celebra el gol que dio el campeonato al City.
EFE

El Manchester City se ha proclamado campeón de la Premier League de forma agónica, tras vencer al Queens Park Rangers con dos goles en apenas tres minutos que daban la vuelta a un marcador adverso. El United hizo los deberes, pero no fue suficiente. Agüero se convirtió en héroe de los 'citizens' en un gol que pasará a la historia.

Tras una primera parte de constante presión sobre el área contraria Zabaleta abrió el marcador a los 35 minutos, marcador que ya no se movió hasta el descanso. Tras el mismo Cissé aprovechó un error de Lescott para empatar, dándole la vuelta al resultado Mackie sobrepasada la hora de juego pese a la expulsión de Joey Barton entre medias.

A partir de ahí el Manchester City, con el United ganando al Sunderland, se volcó, logrando empatar Dzeko en el primer minuto de descuento y consiguiendo Agüero el gol que los proclamaba campeones en el minuto 94, desatando la locura en el Etihad Stadium. Los 'citizens' obtienen de este modo su tercer título liguero, que se suma a los logrados en las campañas 1936-37 y 1967-68.

Camino agridulce del United

A pesar del marcador favorable y de su dominio del partido, el camino hacia el vestuario en el descanso resultó agridulce para los de Ferguson: el City ganaba en su estadio con un gol del argentino Pablo Zabaleta, un resultado que situaba a los de Roberto Mancini como campeones de la Premier.

Ante la imposibilidad de ser campeones por activa, los "diablos rojos" apostaron todas sus fichas a serlo por pasiva, y retrasaron sus líneas para defender la mínima ventaja que habían cosechado, confiados en que un eventual contragolpe liderado por Rooney podría sumar algún otro tanto al marcador.

La táctica de Ferguson se revelaba como viable a los pocos minutos del segundo tiempo, cuando un gol del QPR, obra del francés Djibril Cisse, en el Etihad Stadium, devolvió el liderato provisional al United, y se antojó todavía más acertada ante el segundo gol del Queens Park, del escocés Jamie Mackie.

Con el reloj corriendo a su favor, los "diablos rojos" solo tenían que mantener el marcador para alcanzar su vigésima liga inglesa, y los de Ferguson no fallaron en su cometido: con tranquilidad, dejaron transcurrir los minutos hasta que el pitido final del árbitro.

Lo que no esperaban, sin embargo, era el giro espectacular que depararía el encuentro en el Etihad, quedejó a los "diablos rojos" desconsolados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento