Van Persie
Van Persie celebra su gol con el Arsenal. (Efe)

Además del Barcelona (0-2 ante el Stuttgart) y del Sevilla (4-2 ante el Slavia de Praga), triunfaron en la segunda jornada de la Liga de Campeones Rangers, Arsenal y Manchester United. Los tres últimos han sumado su segunda victoria.

Además, se confirma el declive del Lyon, la pujanza del Fenerbahce y la recuperación del Inter.

El Rangers asestó un duro golpe al Lyon de Alain Perrín. Le infligió una contundente derrota en el estadio Gerland (0-3), con dianas de Lee McCulloch, Daniel Cousin y DaMarcus Beasley, y le dejó con muy pocas opciones de sellar el visado de entrada a los octavos de final.

El Manchester United volvió a superar al Roma (estadísticas) en un partido marcado por el recuerdo del 7-1 que firmó en abril ante el conjunto italiano. Esta vez sufrió mucho más, pero Wayne Rooney desequilibró la balanza (1-0) a veinte minutos del final y el conjunto de Luciano Spalletti no pudo salir ileso de Old Trafford.

El Roma está situado ahora en el segundo puesto del grupo F con 3 puntos, pero le alcanzó el Sporting de Lisboa, que superó a domicilio al Dinamo de Kiev (1-2).

En el grupo G, el Inter no falló y se impuso al PSV Eindhoven por 2-0 (estadísticas) con dos goles del sueco Zlatan Ibrahimovic, el primero de penalti.

El equipo de Roberto Mancini, que el sábado se hizo con el liderato de la Liga italiana tras golear a domicilio al Roma (1-4), necesitaba el triunfo después de su inesperado traspié de hace dos semanas en el estadio del Fenerbahce (1-0).

El campeón turco se llevó un empate de su visita al CSKA de Moscú (2-2, estadísticas) y es líder del grupo con 4 puntos. Los dos goles del Fenerbahce de Roberto Carlos tuvieron acento brasileño. Los marcaron Alex y Deivid.

Al Arsenal le costó conseguir su segunda victoria en el grupo H, pero acabó por imponerse al Steaua en Bucarest, por 0-1, gracias a un gol en el minuto 76 del holandés Robin van Persie. El equipo que entrena el francés Arsene Wenger y lidera el español Cesc Fábregas sigue en racha.

No ha perdido ningún partido oficial en la presente campaña (once victorias y un empate) y se dirige con decisión hacia la siguiente fase de la competición de clubes más prestigiosa.