El Chelsea de Jose Mourinho., tras una intensa negociación, ha cerrado el fichaje de Florent Malouda, futbolista que militaba en el Olympique de Lyon y que nació en la Guyana francesa.

Este fichaje, además de reforzar al club londinense, abre las puertas de Arjen Robben, interior zurdo codiciado por el Real Madrid y con quien el técnico portugués no mantiene una buena relación.

Jean-Michel Aulas, presidente del Olympique, ha sido el encargado de confirmar el traspaso, lo que provocará que Pedja Mijatovic, director deportivo madridista, comience a mover hilos.

El sí del jugador ya lo tiene, en virtud de un acuerdo al que llegó el montenegrino con Hans Robben, padre del jugador y uno de sus agentes, y el contrato parece que recogería una duración de seis temporadas.