El Sevilla no pudo pasar del empate en el Ono Estadi ante el Mallorca y enterró en la capital balear casi todas sus opciones de ganar la Liga tras los resultados del Real Madrid y del FC Barcelona, que también empataron ante el Zaragoza y el Espanyol.

Con diez jugadores por la expulsión de Ivica Dragutinovic, en el minuto 73, y con su portero Andrés Palop buscando en la portería rival el 'milagro' de la Copa de la UEFA, el Sevilla quemó todas sus naves en Palma en busca de una victoria que le habría dejado en una posición inmejorable para afrontar la última jornada del campeonato.

Todos sus intentos fracasaron. Las lesiones diezmaron al conjunto sevillista en Palma, ya que tras presentarse en el Ono Estadi sin Alexander Kerzhakov y Frederic Kanouté, en el precalentamiento perdió a Jesús Navas, y en el minuto 9, a Adriano Correia, que fueron sustituidos por Andreas Hinkel y Julien Escudé, respectivamente.

Demasiados contratiempos para un Sevilla que apuraba sus opciones de alcanzar el liderato de la Liga, y que, incluso, tuvo tiempo para disfrutar de esa ansiada posibilidad. Durante bastantes minutos de la primera parte, sólo un gol le separó de ese objetivo tras las derrotas momentáneas del Real Madrid y del FC Barcelona.

El Mallorca no se lo puso fácil al Sevilla. El equipo balear mantuvo el control del balón y atacó con mucho peligro, especialmente por la banda izquierda del argentino Jonás Gutiérrez, una pesadilla para el alemán Andreas Hinkel, sustituto de Navas.

El colegiado Iturralde González no quiso saber nada en algunas acciones dudosas, especialmente, cuando la afición local sacó los pañuelos para reclamarle la expulsión del meta Andrés Palop (min. 46) por una dura entrada al venezolano Juan Arango.

Juande Ramos decidió dar entrada a Enzo Maresca por Hinkel en la segunda parte, y retrasó al brasileño Daniel Alves. Las cartas estaban encima de la mesa y al Sevilla tenía que jugarse el todo por todo en Palma, aún a costa de dejar espacios al ataque rival. En el minuto 56, Chevantón entró por Javi Navarro.

El Mallorca atacó en oleadas aprovechando las grietas en la defensa sevillista, pero la ocasión más clara la tuvo Antonio Puerta (min. 60) cuando falló en un 'mano a mano' con el meta Moyá. También, a diez minutos del final cayó en el área, pero Iturralde tampoco vio una acción punible en esa jugada, que el jugador reclamó como penalti.

Con Palop acudiendo a rematar los saques de esquina, el Sevilla sabía que un gol le metía de lleno en la lucha por la Liga. No lo consiguió, y sus jugadores lo lamentaron tirados en el césped, mientras atronaban los fuegos artificiales que despedían la Liga en el Ono Estadi.

Ficha técnica:

0-Mallorca: Moyá; Héctor, Nunes, Ballesteros, Navarro; Varela (Trejo, min. 70), Pereyra, Ibagaza, Jonás; Arango (Tuni, min. 88) y Víctor Casadesús (Maxi, min. 66).

0-Sevilla: Palop; Hinkel (Maresca, min. 46), Javi Navarro (Chevantón, min. 56), Dragotunovic, Puerta; Daniel Alves, Poulsen, Martí, Renato; Luis Fabiano y Adriano (Escudé, min. 9).

Arbitro: Iturralde González, del Comité Vasco. Expulsó a Dragutinovic (min. 73) por doble tarjeta amarilla. Amonestó a Ibagaza, Héctor, del Mallorca, a Javi Navarro, Palop, Daniel Alves, Luis Fabiano del Sevilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la 37 jornada de Liga disputado en el Ono Estadi ante unos 18.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro las peñas del Mallorca organizaron diversos actos para celebrar las once temporadas consecutivas del equipo en Primera división.